Adela Leon, California

Adela es una campesina de 43 años que lleva casi 20 años trabajando en el campo en diversos cultivos entre los que se encuentran la uva, la naranja, la almendra y el melocotón. Adela ha superado muchas cosas: problemas de salud mental y un hogar abusivo. Debido a sus experiencias, Adela desarrolló una enfermedad cardíaca, se sometió a una cirugía del corazón, fue declarada muerta y volvió a la vida. Adela todavía trabaja en el campo y a veces tiene que soportar el fuerte olor a pesticida el día después de fumigar los campos. Esto a menudo hace que ella y sus compañeros de trabajo sientan náuseas y dolores de cabeza, a pesar de que les han dicho que los pesticidas no representan ningún peligro. Debido a que con demasiada frecuencia a los trabajadores no se les proporcionan máscaras, los campesinos recurren a cubrirse la cara con sus propios paños, incluso en medio de un calor extremo.

Una mujer parada entre viñedos durante el anochecer, exudando una sensación de resiliencia y dedicación.